Entradas con la etiqueta ‘18 años’

Protocolo de la puesta de largo

Se explicó en un post anterior en qué consistía la puesta de largo y, en otro aparte, se dio nota sobre diversas prescripciones en torno a  la indumentaria adecuada para este importante día.

En síntesis, la puesta de largo se define como el baile de gala que se celebra en honor a las chicas que cumplen dieciocho años, edad en la que perpetraba la entrada en sociedad de las muchachas o el pasaje hacia las relaciones sociales. De este modo, la puesta de largo, no sólo suponía poder asistir a fiestas o reuniones del círculo de amistades de los padres, sino además, el anuncio de la edad de contraer noviazgo. Ello permitía la relación con los chicos, siempre con la reserva propia de quien está vigilada, pues era indecente que una joven soltera acudiera sola a fiestas o guateques donde coincidían con varones.

Ahora comprenderán porqué hablaba en pasado: ahora las chicas gozan de libertad para ir dónde y con quién quieren y es impensable endiñarles un guardián de la familia para evitar que flirtee con chicos. Se ha pasado de la contención a la rebeldía, en términos extremos casi.

Aquí es cuando uno se puede plantear si la puesta de largo es una celebración acorde con los tiempos de ahora. El motivo de la fiesta actual no obedece con el que tenía de antaño porque las chicas disfrutan de mucha más autonomía, como hemos dicho; de modo que, en la actualidad, se celebra con pretextos como el ingreso en la mayoría de edad o por costumbre familiar tradicional. Por supuesto, y ya que hemos hablado de las libertades, cada uno que celebre lo que quiera y pueda.

.

La puesta de largo se puede celebrar de manera individual, es decir, realizando la ceremonia en honor a una sola muchacha, o de manera colectiva, en la que son varias las chicas que celebran su ingreso en sociedad. Cuando la puesta de largo es colectiva recibe el nombre de baile de las debutantes. A cada una de las muchachas se las llama también debutantes, cuyo vocablo viene del francés debut (comienzo, principio). De esta manera, el baile de las debutantes sería más o menos “el baile de las que empiezan”.

.

Dos primas o dos hermanas mellizas o gemelas pueden celebrar su puesta de largo unificándolo en un mismo evento. Aparte de lo bonita que queda la ceremonia, permite un vasto ahorro económico y  evita la ardua tarea de organizarla dos veces, de manera que es difícil vislumbrar obstáculos para organizar el acontecimiento conjuntamente.

.

LAS INVITACIONES

Las invitaciones para una puesta de largo corren a cargo de los padres de la muchacha, de sus tutores o de sus abuelos, siempre que actúen como anfitriones de la ceremonia. Antiguamente, la chica no podía convocar su propia puesta de largo porque todos sus actos estaban adscritos a la decisión de los padres, sobre todo los concernientes a las relaciones sociales. Se recomienda que en las invitaciones escritas figuren como anfitriones los padres o, en su defecto, quienes asuman la organización y gastos de la fiesta por una cuestión de recato. De otro modo, si la muchacha consta en la invitación como anfitriona, puede proyectar una imagen de mimada. No es decente una persona se homenajee a sí misma.

Puesto que es un evento de etiqueta, las invitaciones serán formales e impresas, y se entregarán en mano o por correo entre un mes y tres meses antes de la celebración.

Si se trata de baile de debutantes, también se remitirán invitaciones iguales a las de la puesta de largo individual.


El contenido de texto de las invitaciones sigue el siguiente orden:

1º) Nombre de los padres o de los quienes instituyan la puesta de largo.

2º) Comienzo del predicado en tercera persona del plural (Ej. Tienen el gusto de invitar, tienen el placer de invitar, se complacen en invitar etc.) más el nombre de los señores o persona a quien se invita.

3º) Se expone el motivo de la celebración (Ej. al baile de gala, a la fiesta o a la puesta de largo en honor a…)

4º) Se detalla la fecha, hora y lugar donde tendrá lugar la fiesta.

5) Se consigna en la última línea la ciudad donde ha sido escrita la invitación  y la fecha. También se admite una frase rogando que confirmen la asistencia, a pesar que la persona cortés siempre confirmará su participación.

Les mostramos unos modelos de invitación para la puesta de largo. Los dos primeros se corresponden al clásico patrón que todavía se utiliza. Las dos últimas imágenes son copias de un díptico del año 1947. La de la izquierda es el anverso y la de la derecha el contenido del interior. Si pinchan sobre ellos, podrán apreciar mejor los detalles.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.


.

.

.

.

.

(*) Podemos simplificar esta frase con las siglas s.r.c. También se permite sustituirla por las palabras “se ruega contestación” o “se suplica confirmación de asistencia”, este último más en desuso.

.

.

LA CELEBRACIÓN


La época más indicada para celebrar una puesta de largo o un baile de debutantes es en verano, porque es en esta estación cuando los chicos tienen vacaciones. En esta fiesta debe proliferar la juventud, que estará compuesta, por lo general, por amistades de las muchachas y posibles pretendientes. También se invitarán a familiares y amigos de los anfitriones.


El momento propicio para esta ceremonia es por la noche, ya que consite en una cena seguida de un baile, que se prolongará hasta avanzadas horas de la noche.


Tradicionalmente, la puesta de largo acontecía en casa de los padres, lo cual se presupone teniendo en cuenta la dimensión elitista que tenía el evento. Si la casa no reunía el espacio o las condiciones oportunas, se celebraba en clubes de sociedad privados.

En la actualidad, existe una mayor variedad de espacios: salones de celebraciones, hoteles, clubes privados y algunos hitos convertidos en espacios de celebraciones, como monasterios, castillos, etc. acogen satisfactoriamente este tipo de eventos.

Algunas de estas empresas organizan anualmente una fiesta de debutantes. Se trata, normalmente, de clubes privados que convocan a las hijas de sus socios a presentarse y donde cada familia tiene un número limitado de invitados.


En el baile de las debutantes, la tradición manda que cada debutante tenga su pareja de baile preestablecida para esa noche. Como ocurría antiguamente, antes de asistir a un baile, las jóvenes tenían que asignarse una pareja de baile, siempre que fuera aprobada por los padres de ella y ambos fueran mayores de edad.

Si para el baile de las debutantes la chica no dispone de pareja porque no hay suficientes chicos, éstos tienen novia o hay cualquier otro impedimento, se adjudicará como pareja un primo o un hermano, pues recordemos que sólo se trata de una parte simbólica.  Ahora explicaremos el papel de la pareja de baile.


Otro aspecto que está dentro de la tradición y que no está nunca fuera de lugar es el de los regalos. Sea puesta de largo o baile de debutantes, no está de más que los invitados porten flores o un regalo a la muchacha que cumple dieciocho años. Apuesten por un detalle sencillo, como unos pendientes o un collar. Nunca bombones.

También forma parte de la tradición la entrega de pequeños obsequios a los invitados en los cuales figure una inscripción del evento y del nombre de la chica. Serían detalles como los que se entregan en bodas o comuniones.  Esta es una manera bonita de hacer rememorar la fiesta y, a su vez, de agradacer su presencia a los invitados.



Al comienzo de la ceremonia, los anfitriones junto con la debutantes, los padres o abuelos (en caso de organización externa) ó la debutante, los padres o abuelos (en caso de organización de la propia familia), recibirán a los invitados conforme vayan llegando.


En la fiesta de la puesta de largo y en el baile de las debutantes, jóvenes y mayores forman grupos separados durante la velada. Hay que recordar que es una fiesta en la que se conmemora la mayoría de edad de las chicas y a partir de ahora pueden conocer a otros chicos con fines de noviazgo. La pareja de baile asiganda a la debutante se sentará en su mesa junto con otros amigos solteros.


El baile se inaugura con un vals que debe bailar la muchacha con su padre, según reza la tradición. Si la puesta de largo es colectiva, salen a la pista las debutantes con sus respectivos padres a valsar. Cuando fiinaliza en primer vals es cuando entra en escena la pareja de baile de la debutante, quien le solicitará al padre de la chica el baile con ella. La pareja bailará uno o dos canciones más y seguirán bailando a lo largo de la noche dependiendo siempre del interés que se haya gestado entre ambos.


Se admite que el baile se prolongue hasta altas horas de la noches así como que los mayores abandonen la fiesta dejando sóla a la juventud.

.

Para ampliar información ver los artículos ¿Qué es la puesta de largo? y Consejos de imagen para la puesta de largo.

http://www.normasdeprotocolo.com/puestadelargo/

http://www.normasdeprotocolo.com/consejos-puesta-de-largo/

Consejos de imagen para la puesta de largo

.

Como hemos explicado en el artículo que precede a éste ¿Qué es la puesta de largo?, la puesta de largo es un evento muy especial para las jóvenes, pues significa la entrada en sociedad y la consagración como señorita. En EEUU, este aconteciemiento se celebra cuando las jóvenes cumplen dieciséis años, edad en la que se consideraba culminada la adolescencia. En Europa, sin embargo, se conmemora a los dieciocho años, coincidiendo con la mayoría de edad.

La puesta de largo no sólo consiste en un baile de sociedad en la que la protagonista luce su primer vestido de etiqueta, sino quie va mucho más allá: la joven se convierte en una señorita con todos los requisitos que ello implica. Quizá este término hoy en día resulte anticuado, pero se trata de su significado más fiel. Tradicionalmente (nos remontamos cincuenta años atrás), estas fiesta eran recurrentes en casi todas las familias pudientes. En este día tan señalado, la muchacha no solo asistía a su primer baile, sino que también estrenaba perfume por vez primera, pues estas fragancias estaban reservadas sólo para señoritas y señoras dado el alto componente de feminidad que entrañaban. Hoy, resultaría ridículo poner estas condiciones, pues las chicas desde los catorce o quince años ya se maquillan, se ponen tacones y se perfuman; pero hay que tener en cuenta unas normas para que este día se perfile como único. Intentemos que la joven adopte porte de una auténtica princesa y, aunque antes haya infringido las antiguas reglas, parezca una señorita con mayúsculas.

.

VESTIMENTA:

La protagonista de la puesta de largo vestirá de etiqueta, es decir, traje largo hasta los pies. ¿Cómo ha de ser este traje? Hay dos opciones elementales:

- Vestido largo (hasta los pies).

- Vestido de dos piezas, compuesto por falda larga hasta los pies y un cuerpo ligeramente escotado, bien palabra de honor o sin mangas.

Si refresca en el exterior, no cometa el error de ponerse un abrigo tres cuartos o un abrigo que deje asomar el bajo del vestido, pues no queda bien. Opte por un bolero, alguna chaquetita corta o un echarpe, siempre con la consulta de algún/na especialista en moda, pues esta última prenda contiene el peligro de anticuar a la persona si la elección no es la correcta.

Hay que subrayar que el primer vestido largo exige práctica, pues no es un atuendo que se lleve a diario. Es aconsejable aprender a caminar antes con esta falda que roza el suelo. Una pisada en el vestido puede provocar no sólo roturas de la tela sino también caídas nada agradables. Otra indicación importante es moderar los gestos y el comportamiento, de manera que vayan acordes con la indumentaria de este día. Recuerden que la elegancia no la provee el vestido, sino la actitud. Si conseguimos fusionar buenas maneras y belleza, el resultado será perfecto.

Colores:

La chica de la puesta de largo ha de optar por colores alegres, juveniles. Hay que huir del color negro o colores oscuros más acordes con edades más maduras (grises, marrones, etc.). Con dieciocho años hay que potenciar la juventud de la susodicha, pues ya tendrá tiempo de vestir seria. En cambio, el color blanco resulta ideal porque sugiere pulcritud y destaca sobre el resto. No es fácil ver vestidos blancos de fiesta porque muchas mujeres suelen adquirir este tipo de atuendos para celebraciones sacramentales (bodas, comuniones) en las que el blanco se reserva para la protagonista del acontecimiento.

A las chicas de cabello oscuro les favorece los tonos pastel, ya que generan contrastes y suavizan las facciones. Deben evitar el color rojo, cuya combinación da origen a un aspecto agresivo no adecuado para una chica tan joven.

A las chicas de cabello rubio les viene perfecto los colores vivos, rojo y azul oscuro. Estos colores ensalzan los rasgos faciales, pues los colores pálidos producen un efecto muy apagado en la mujer clara.

.

OTRAS RECOMENDACIONES:

Contra más opulencia tenga el vestido, menos joyas y adornos hay que portar encima. De no cumplirse esta premisa, la muchacha parecerá un artificio. Si desea seguir la tradición, lleve sólo un collar fino de oro o de plata y no porte ningún anillo, pues el primero que ha de llevar una mujer es el anillo de compromiso. Esto es lo que prescribe el protocolo tradicional. El mismo permite llevar, en ocasiones, el anillo del escudo de armas en el dedo meñique de la mano izquierda. También se puede llevar un reloj fino tipo joya.

Se debe evitar el maquillaje excesivo; vamos a intentar explotar la belleza natural de la chica. No se trata de huir del maquillaje, sino de contenerlo. Lo mismo se puede advertir del peinado: opten por el cabello juvenil, es decir, cabello suelto, cola de caballo o un recogido flojo, pues el cabello tirante y en moño es más propio de señoras.

Como último consejo, es vital sentirse cómoda con el vestido seleccionado; que sea del agrado de la muchacha. Ante todo, la personalidad ha de decidir qué ponerse. Hay una variedad extensa en trajes de fiesta, de modo que les resultará más fácil elegir. Se cree que la moda genera imposiciones y esto no es cierto. La decisión de un atuendo u otro depende del sujeto, y si se circunscribe dentro de las tendencias mucho mejor.

Dejen que la moda les de pistas de lo que llevar, pero que prime, ante todo, la personalidad.

.

¿Qué es la puesta de largo?

.
La puesta de largo es un evento de etiqueta que tiene como objeto la celebración de la entrada a la mayoría de edad de las muchachas. Este acto, desde siempre, se ha realizado entre los más altos estratos sociales, dada la dimensión económica y elitista que lo motivan.


La puesta de largo significa la introducción en sociedad de las chicas de cumplen dieciocho años. El nombre estriba en que, en este día, la susodicha estrena su primer vestido largo, ese tipo de vestido que lucirá en las sucesivas fiestas y acontecimientos sociales. Es por ello, un día especial para la muchacha y su familia.

En sus inicios, la puesta de largo se cifraba como una reunión familiar o del círculo íntimo de ésta. Hoy en día, este acontecimiento posee mayor proyección, convirtiéndose en un verdadero acto social, a pesar que cada vez se estila menos.

La puesta de largo consiste normalmente en una fiesta con cena y baile. Se instan a los invitados a través de invitaciones que remiten los padres de la muchacha, en las que se consigna la dirección, restaurante u hotel, hora y etiqueta.

Los padres hacen entrega de un regalo a su hija de la recién estrenada mayoría de edad. Los invitados, tradicionalmente, dispensaban también un detalle o flores a la muchacha. También es un clásico que el primer baile quede reservado para el padre y la protagonista de la fiesta y que seguidamente lo hagan los demás invitados.

.

.Sobre indumentaria, dirijánse al artículo  Consejos de imagen para la puesta de largo.
.

© Noelia Tari